“El baloncesto español: el futuro de las competiciones” según la ABP

9 marzo 2018

Alfonso Reyes participó el pasado martes en la mesa redonda ‘El baloncesto español: el futuro de las competiciones’ invitado por ISDE y el club Estudiantes, con la presencia del presidente del CSD, José Ramón Lete y del presidente de Euroliga, Jordi Bertomeu.

Reyes comenzó repasando la situación de las distintas categorías de nuestro baloncesto y recordó que hasta la temporada pasada, la Liga Endesa vivía “un cierre virtual” hasta que se pronunció la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) contra el canon de acceso a la ACB.

Foto: Club Estudiantes

“En la LEB ORO y gracias a la Comisión de la Competencia, se ha abierto la ventana de los 2 ascensos. Esto supone desde ya una mejora deportiva y económica de la competición que también repercute en el saneamiento de la ACB. La legítima aspiración deportiva de mejorar cada temporada y acceder a la máxima categoría de nuestro baloncesto se hace realidad para los equipos y jugadores de la FEB”.

En esta relevante cita, el expívot recordó que “sin jugadores no hay espectáculo” y que “la unión y fortaleza mostradas por los jugadores y el convencimiento de la ACB de que tenemos que recorrer juntos el futuro camino ha permitido alcanzar un preacuerdo en el marco de la negociación del nuevo convenio colectivo. Hemos transmitido a veces la idea de que somos enemigos y en ningún caso, debemos ser aliados ante las amenazas y desafíos que nos acechan”.

Para Reyes, “en la NBA el sindicato de jugadores es capital y nunca se toma una decisión sin tenerles en cuenta”. Eso quiere decir que cuánto mejor es una liga, más fuerte es su sindicato. Debe ser fuerte para defender y proteger a sus jugadores e independiente de ligas, agencias de representación y cualquier otro elemento que intente manipularlas y controlarlas”, reivindicó.

Con respecto a la identificación del aficionado con los clubes ACB, manifestó: “En nuestra asociación estamos incluidos todos, también los jugadores extranjeros. No queremos que haya un 90% de jugadores españoles, pero los extranjeros se preguntan cómo es posible que solo haya un 30% de ellos. Un equilibrio sería beneficioso para nuestro baloncesto. Sin duda, la ACB es la liga profesional del mundo en la que menos nacionales hay”.

Foto; Club Estudiantes

En cuanto a la Euroliga, el presidente de ABP defendió  la opción de que otros clubes que no tengan licencias A ingresen en la máxima competición europea por méritos deportivos, con el incremento de patrocinadores que ello conlleva. Además, cuestionó por qué es la liga ACB es la que tiene que adaptarse a los calendarios de Euroliga en lugar de hacerlo ésta a los de las ligas nacionales.

“Nuestra liga es la más fuerte de Europa y creo que Euroliga y ACB deben crecer juntas. El problema es que el acceso a Euroliga no cumple el requisito de hacerlo por méritos deportivos y eso debe cambiarse. Además, existe una inseguridad normativa que hace que no sepamos qué va a pasar el año siguiente. La estabilidad es fundamental para el desarrollo del baloncesto y por ello no se debe permitir esta indefinición. Algunos clubes que no supieron atarse al mástil y taparse los oídos por los cantos de sirena pueden cambiar el sueño por pesadilla.”

“La Euroliga puede crecer y llegar a más sitios sin depauperar a las demás ligas, sobre todo a la nuestra, que es la más fuerte”, agregó Reyes.

Puestas sobre la mesa las ‘ventanas’ de partidos de clasificación al Mundial 2019 durante la temporada instauradas por la FIBA, Reyes manifestó que no son del agrado de la ABP, ya que son “un elemento distorsionador que introduce más conflicto en un baloncesto apaleado”. Tachó de “error mayúsculo que el próximo verano no haya un gran torneo de selecciones.”

Desde el punto de vista del Gobierno, Lete recordó que su margen de maniobra es limitado con la Ley del Deporte de 1990, que se está trabajando en cambiar, y dejó claro que si no hay acuerdo entre Federación Española de Baloncesto y ACB en cuanto al número de equipos en la Liga Endesa y los ascensos y descensos, actuarán.

“Tenemos que resolver en un par de meses que queremos hacer con la ACB, si queremos que sean 16 equipos como acordó la asamblea de la ACB, pero a su vez mantener dos ascensos y dos descensos“, manifestó Lete.

Reyes apostó por “selecciones en verano”, una Euroliga que “aumente los equipos para hacerla más grande, pero no los partidos en un sistema de competición con grupos” (Recordemos que en la Champions de UEFA, el campeón juega 13 partidos mientras que en Euroliga y para 18 equipos, el ganador puede jugar 41 partidos) y una ACB con 18 equipos y 2 ascensos.

Como resumen, manifestó: “Soy optimista porque las soluciones se pueden conseguir fácilmente, pero no lo soy tanto a la hora de ponerse a trabajar porque para eso hay que tirarse al barro, ensuciarse y eso es lo complicado, en el último mes y medio lo hemos experimentado intensamente”.

Además, el exjugador también calificó como “una pena lo que le está ocurriendo al Joventut”, que podría desaparecer. “Pero esto viene de lejos, es consecuencia de una gestión que no ha sido la mejor. En 1992 llegaron a la Final Four tres equipos de cantera como el Joventut, el Estudiantes y el Partizán de Belgrado. Ahora eso sería impensable”, cerró.