“¡Qué buenos sois, o no…!” por David Doblas #Eurobasket2015

12 septiembre 2015

Empieza la segunda fase. Vida o muerte. David Doblas prefiere mirar al futuro, dejando de lado la dubitativa primera fase y los posibles tópicos. Lo tiene claro: hay que jugar al BALONCESTO.

 

El Eurobasket es harto difícil sobre todo sino tienes paciencia. Las lecturas desde fuera pueden ser muy variadas: “casi lo conseguís”, “partidazo”, “sin rumbo”, “por los pelos”… Pero la realidad es que es un tipo de competición donde el objetivo es pasar a la siguiente fase y por lo menos no entrar último de grupo para que no te toque uno de los gordos demasiado pronto.

Foto: Baloncesto FEBAdemás, creo que asistimos a uno de los europeos con más igualdad de la última década y sería arriesgado afirmar que hay una selección por encima del resto como puede pasar con el equipo de Estados Unidos en los Mundiales y Juegos Olímpicos.

En resumen, sí, sois buenos y más cuando en la primera fase no se premia la regularidad. Parafraseando al compañero Javi Beirán, el error es la antesala del éxito, y esos “errores” os han hecho aprender con pura realidad. Ahora ya sabemos qué hacer y qué no.

 

Creer

Foto: Baloncesto FEB

Foto: Baloncesto FEB

El cambio generacional es un hecho y obviamente no va a ser un camino de rosas. Todas las selecciones emergentes vienen plagadas de jugadores jóvenes con hambre que quieren conseguir los preciados metales. Algunas, incluso se han reinventado y han pagado su inexperiencia en ocasiones anteriores.

Lo que queda claro es que este Eurobasket es un magnifico ejercicio de integración para nuestra Ñ. Hay una bonita mezcla entre jugadores con mucha experiencia y otros que desean adquirirla para ser parte de ella. Hay futuro pero sobre todo el presente pasa por CREER que somos la mejor selección del campeonato.

 

A partir de ahora…

A partir de ahora no cuenta nada de lo hecho anteriormente, son partidos que se ganan con carácter, paciencia y equipo. Todos miramos a Pau, igual que van a hacer los polacos, pero el oro se gana si cada uno de los jugadores aporta su grano.

El desgaste será máximo y los minutos de los integrantes del banquillo van a ser claves; sino que se lo digan a San Eme o Billy por ejemplo. Es momento de guardar egos y centrarse en lo que un día puede ser defender y sacrificarse con el jugador más entonado del otro equipo y otro día meter los libres que te dan el pase a la gran final

¡Jueguen baloncesto señores!, que de eso tienen un rato, el resto de mortales nos sentaremos el sábado a disfrutar con orgullo del espectáculo de nuestro baloncesto.

 

David Doblas

Jugador RETAbet.es GBC