La Copa del Rey no entiende de favoritos y candidatos

18 febrero 2018

Vuelven a enfrentarse Real Madrid y Barça en una final de la Copa del Rey. Encontramos cinco antecedentes de este partido en los diez últimos años, con un balance de 3-2 para los madridistas. Pero como bien nos ha demostrado esta competición, no vale ni la historia ni los precedentes, ni siquiera los resultados y sensaciones de la semana anterior.

El camino hasta llegar a la final ha sido distinto para los dos equipos. El Real Madrid se enfrentaba a un Iberostar Tenerife que había dado la primera sorpresa de esta edición derrotando a Valencia Basket. Tomás Jofresa  apunta al planteamiento inicial de los canarios “tratando de castigar al Real Madrid jugando muy rápido, incluso después de canasta, para tratar de penalizar su balance defensivo”. Para Mariano de Pablos, los tinerfeños buscaban además “evitar canastas fáciles, prácticamente al fallo, dejando tiros liberados”. El arranque de Iberostar Tenerife le llevó a estar por encima del marcador hasta el descanso. “La intensidad y la determinación con que salió CB Canarias” fueron las claves que encuentra Rafa Jofresa para que los canarios se fueran al descanso arriba en el marcador.

La segunda parte tuvo otro color. Prácticamente todos aquellos con quienes hemos hablado destacan un cambio de actitud del Real Madrid tras los primeros veinte minutos. Rafa Jofresa señala la importancia de “una mayor profundidad de banquillo y una cambio defensivo importante”. Cortar el juego dinámico de Iberostar Tenerife del primer tiempo, era “el objetivo de los blancos que lo consiguieron con pequeños, pero importantes ajustes defensivos” señala Tomás Jofresa, que además pone en valor “la apuesta nacional de Fotsis Katsikaris con Rodrigo San Miguel, Ferrán Bassas, Javi Beirán y Fran Vázquez”.

Hablando de jugadores, Mariano de Pablos destaca “lo bien definidos y entendidos que están los roles en el Real Madrid: Causeur para el inicio, Taylor trabajando atrás y Carroll para abrir la lata”.

Foto Mundo Deportivo

La segunda semifinal era de alto voltaje. El FC Barcelona recuperaba sensaciones tras haber ganado a Baskonia en cuartos y se enfrentaba a los locales. Un partido intenso en el que los locales se agarraban con fuerza y se iban 2 arriba al descanso. “Marcus Ericksson en un lado y Heurtel en el otro fueron las claves ofensivas” para Rafa Jofresa. Por su parte, Mariano de Pablos destaca el planteamiento de “simplificar ataques y rotaciones jugando con 8-9 jugadores” como una de los cambios del nuevo entrenador barcelonista.

Mirando a Herbalife Gran Canaria, Charly Sainz de Aja señala la “gran labor de equipo, de no rendirse, de estar en el partido”. Pero para ganar en unas semifinales de Copa del Rey “los grandes tiran de plantilla, y para ganarles no basta con 20 buenos minutos, se necesitan 40 minutos muy sólidos afirma Mariano de Pablos.

David Camps de Onda Cero en su programa Cuatro Cuartos pronosticó esta final que la define como “la posible victoria, como la redención del FC Barcelona y ahora no me voy a desdecir”.

Para Mariano de Pablos, el “mejor partido del Real Madrid está por llegar” y para Charly Sainz de Aja habrá que “esperar al último cuarto para que el partido se decida”.

¿El factor físico puede influir? David Camps cree que “los tres partidos consecutivos de los barcelonistas son un factor a tener en cuenta” algo en lo que coincide con Charly, pero éste cree que “la pasión y la emoción de ganar un título deja un poco de lado al cansancio físico”.

Mariano de Pablos nos señala tres claves a tener en cuenta. El duelo Campazzo-Heurtel, donde se verá la capacidad del base argentino de parar la anotación del francés, el rebote ofensivo y el porcentaje de triples. Como afirma David Camps, “hay favoritos y candidatos”, pero ¿quién es cada uno?

En unas horas saldremos de dudas. Mientras, un deseo que ha expresado Charly Sainz de Aja y que compartimos todos con seguridad: “ver un buen partido de baloncesto”.