Los pies en la tierra (y en la cancha) de Álvaro Muñoz

19 diciembre 2017

Ávila, Fuenlabrada, Illescas, Valladolid, Oviedo, Alemania y ahora Manresa. Álvaro Muñoz no tiene problema en hacer y deshacer maletas. En agosto suele preparar otra para venir al Campus ABP. Allí podemos ver como el baloncesto para él es una pasión. También se puede comprobar su entrega en cada ejercicio. No hay “racanería”. Pero sobre todo se ve su compañerismo. Os presentamos, además de un gran jugador, una gran persona. 


1.- Parece que todo el mundo recomienda salir al extranjero para aprender. Tú has estado dos años en Alemania, en dos equipos distintos. ¿En qué aspectos te ha ayudado esta experiencia en tu crecimiento como jugador?

La experiencia en Alemania me ha llevado a conocer otro tipo de baloncesto, a jugar en una liga muy competitiva donde el nivel físico es muy alto. El reto era adaptar mi juego a ese entorno de tanto nivel. En el plano profesional me ha ayudado a madurar como jugador de baloncesto. Pero en el aspecto personal también he obtenido mucho. Te curte salir de tu zona de confort, estar lejos de tu familia y de tu país. La valoración, por tanto es muy alta.

Álvaro Muñoz

Foto: ICL Manresa

2.- ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención del baloncesto en tu vuelta a España?

Después de dos años fuera, lo mejor ha sido la facilidad para comunicarte. Te hace sentir más cómodo. Por muy bien que hables inglés, no es lo mismo poder hablar en tu idioma con los compañeros.

3.- Después de 14 partidos, ¿se nota algún cambio en el nivel de la LEB con la apertura de ascensos y descensos?

El principal cambio que se percibe es la igualdad en la competición. Conocía la liga, pero ahora es más competitiva que antes. Además quiero destacar que sacar partidos fuera de casa es muy complicado.

Álvaro Muñoz

Foto: ICL Manresa

4.- Fuiste internacional en categorías de formación. ¿Cómo ves el futuro del joven jugador con el escenario actual que se vive?

La verdad, lo veo complicado. La crisis ha afectado a los salarios y esto limita mucho al jugador cuando pasa de categoría junior a senior. La situación desde luego no es la óptima, aunque hay jugadores que van saliendo a delante.

Es muy importante mantener los pies en la tierra. Si jugar al baloncesto es tu sueño, persíguelo, pero hay que tener un plan B y seguir estudiando. Aquellos clubes que no puedan asumir profesionales deberían facilitar que los jugadores pudieran compaginar entrenamientos con su formación.

5.- ¿Cómo compaginas los estudios de Periodismo con el baloncesto?

No es fácil, pero voy sacando tiempo entre entrenamientos y viajes. Sin prisa, pero sin pausa. Gracias a las facilidades de UDIMA voy sacando asignaturas: su metodología de poder estudiar online e ir entregando trabajos me ayuda a presentarme más preparado a los exámenes.

6.- Dinos 3 jugadores de LEB que podrían jugar sin ningún problema en ACB.

Hay muchísimos jugadores con calidad en esta liga. Voy a barrera para casa y citaré a Lluis Costa, Gabriel Lundberg y Jordan Sakho.

 

Suscríbete a nuestro canal de Telegram